El maratoniano de 70 años que hizo trampas para batir el récord del mundo, se suicidó.

Las autoridades han dictaminado que Frank Meza, de 70 años, se suicidó. El corredor, cuya historia se hizo mundialmente conocida tras ser descalificado por hacer trampas (las cámaras lo cazaron saliendo del recorrido y volviendo a entrar mucho después) durante el maratón de Los Ángeles, con el fin de batir el récord mundial de la distancia para su categoría (70-74 años), había sido encontrado muerto el pasado jueves en el Río Los Ángeles cerca de un puente.

Según la oficina forense del condado de Los Ángeles, Meza falleció a causa de múltiples lesiones traumáticas producidas por fuertes golpes, consecuencia de un suicidio. La policía llegó al lugar de los hecho el pasado jueves tras recibir el aviso de que un hombre había saltado al río desde un puente.

 La semana pasada, la viuda de Meza dijo que no creía que su esposo se hubiera suicidado, pero sí del estrés provocado por descalificación. Su hija Lorena llegó a decir: “Fue atacado, intimidado y tratamos de defenderlo lo mejor que pudimos”.

Las pruebas aportadas por MarathonInvestigation.com indicaban que no era la primera carrera en la que podía haber hecho trampas, aportando pruebas de ello.

Prensa: Marca Aletismo

Deja un comentario